viernes, 8 de noviembre de 2013

Gyeongju, la antigua capital del Reino de Silla

Gyeongju es, junto con Seúl, una de las ciudades más visitadas de Corea del Sur. Y la verdad es que no es para menos, porqué la ciudad y sus alrededores conservan un rico patrimonio donde se concentran varios monumentos declarados PATRIMONIO de la Humanidad por la UNESCO como son las Áreas Históricas de Gyeongju, la Gruta de Seokguram o el Templo Bulguksa.

Actualmente es la capital de la provincia de Gyeongsang del Norte pero el inmenso  patrimonio acumulado es herencia de su rico pasado como capital del país durante nada menos que 992 años cuando estaba gobernado por los reyes de Silla.
En otras entradas he hecho referencia a la Dinastía Joseon que gobernó entre 1392 y 1910 y a cuyo período pertenecen los magníficos palacios que se pueden visitar en Seúl pero, situándonos en la línea del tiempo, el Reino de Silla es muy anterior ya que sus 56 monarcas gobernaron entre los años 57 aC y el 935.

Hanok donde nos alojamos en Gyeongju



Nuestro alojamiento en Gyeongju

Aunque Gyeongju no es una gran metrópoli tiene muchos atractivos por descubrir. Algunos de estos lugares de interés están alejados del centro de la ciudad y no existe línea de metro, por lo que los desplazamientos en transporte público deben hacerse en autobús con una frecuencia bastante limitada, punto a tener en cuenta a la hora de organizar nuestra estancia. Aconsejaría un mínimo de dos días y medio o mejor tres, pero siempre, claro está, en función de los intereses de cada uno ya que hay material para varios días sin tiempo para el aburrimiento.


Santuario Sunghyejeon

Nosotros estuvimos tres días, con lo que no intentamos abarcarlo todo. Los dos primeros días los destinamos a las visitas que más o menos habíamos planeado y para el tercer día, conscientes de que había que escoger y descartar, nos dejamos aconsejar por gente de allí.

Algunas de las visitas recomendadas en Gyeongju:


Templo de Bulguk-sa 


Tras visitar varios templos budistas podemos caer en el error de menospreciar una obra de arte de tales características porqué estemos un poco saturados de ver repetidos los mismos elementos en cada uno de ellos. Los que no somos entendidos ni en Arte ni en Historia corremos ese riesgo.
Para dar el valor que realmente tiene debemos dejar llevarnos en el tiempo, pensar en qué época se construyó y lo que representa.








El Templo Bulguk-sa está considerado uno de los más importantes del país. Se empezó su construcción en el año 528 durante el reinado del Rey Beopeung y finalizó en 774, bajo reinado de Hyegong, tras 17 años de trabajos de ampliación y cuatro monarcas implicados en el proyecto.
En el año 527, el rey de Silla adoptó el budismo como religión oficial y con la construcción de Bulguk-sa quiso evidenciar la importancia de este hecho.
Los edificios de madera han sido mayoritariamente restaurados tras los incendios provocados durante la invasión japonesa, pero los puentes, escaleras y pagodas de piedra son los originales.
Fue el monarca Kim Dae-Seong quién encargó el diseño en terrazas sobre la ladera del Monte Tohamsan. La primera terraza que sirve de acceso al pabellón principal, consta de dos puentes de piedra, Baekungyo y Cheongungyo, con un total de 33 peldaños que significan los pasos para llegar a la sabiduría, la unión entre el mundo humano y el mundo de Buda. Está dividida en dos partes, la primera con 17 escalones que significan la juventud y los 16 restantes, la vejez.

Puentes de piedra Baekungyo y Cheongungyo


Otro de los tesoros más apreciados son las pagodas de piedra Dabotap y Seokgatap que preceden el pabellón principal Daeungjeon. La primera es la más trabajada y representa la feminidad. La segunda, es de estructura mucho más simple y representa la masculinidad.

Pagoda Dabotap


Daeungjeon o santuario principal del Templo Bulguk-sa

Cómo llegar:

De Gyeongju al Templo Bulguksa: buses nº 10 y 11 – Precio bus:1500 wones

Precio visitas:

4000 wones (3000 para estudiantes)


Gruta de Seokguram


Tras la visita al Templo nos dirigimos a la Gruta Seokguram donde se encuentra el buda de piedra.
Estas dos visitas se acostumbran a hacer juntas porqué están relativamente cerca una de otra.
Al llegar, junto a la parada de bus hay algunos puestos donde se venden moras y otros tentempiés así como un kiosco donde se pueden comprar helados y bebidas frescas.
Nos recibe una bonita torre de la campana junto a las escaleras que conducen a la taquilla.

Torre de la campana


Una vez se pasa el control de entrada hay que caminar un buen trecho por un camino ancho y sombrío muy agradable hasta llegar a la gruta. Se trata de una gruta artificial de granito que se construyó en forma de cúpula en la ladera del pico del Monte Tohamsan. El emplazamiento se ve sobre la colina cuyo montículo cubierto de hierba sirve para ganar la altura de la estatua principal, un sonriente Buda sentado bajo la misma bóveda, siendo considerada como la esencia del arte budista del período de Silla Unificada. Se construyó en la misma época que el Templo Bulguk-sa.


Gruta artificial Seokguram. Bajo el montículo se encuentra la estatua de Buda


En el interior de la gruta no está permitido sacar fotos. Ésta  pertenece a www.tour2korea.com 


En los alrededores de la gruta


Junto a la gruta

Cómo llegar:

Del Templo Bulguk-sa a la Gruta Seokguram: bus nº 12 (sólo hace este trayecto en ambos sentidos y sale cada 30 minutos o cada 60 según la época) – Precio bus: 1500 wones

Precio visitas:

Gruta Seokguram: 4000 wones (3000 para estudiantes)


Parque Tumuli o Daereungwon

Si algo llama la atención en Gyeongju es la cantidad de montículos cubiertos de hierba que corresponden a tumbas de reyes y nobles. A pesar de que había leído sobre ello, me sorprendió encontrar tantos. Pensando un poco tampoco habría por que sorprenderse teniendo en cuenta que el Reinado de Silla duró casi mil años.
En el Parque Daereungwon se encuentran 23 grandes tumbas entre las cuales hay la de Cheonmachong o del caballo blanco volador, la única que está abierta al público.
Se conoce con este nombre porqué durante las excavaciones de 1970, en la tapa de madera del sarcófago se encontró la pintura de un caballo blanco alado.




El Parque es un gran espacio verde intenso donde se reparten los 23 montículos. Es un lugar muy agradable y bien cuidado, con grandes árboles donde corretean las ardillas. De fondo se escucha una música ambiental muy relajante que ayuda a que el paseo sea un placer.







Aunque el tipo de enterramiento nos puede recordar de alguna manera a las pirámides, el sistema es mucho más simple, ni laberintos ni rincones secretos. Tras cruzar la puerta de entrada de la tumba Cheonmachong (13 metros de altura y 47 metros de diámetro) y tras un corto pasillo, nos encontramos directamente con la cámara funeraria. Fue construida a finales del siglo V y durante las excavaciones se encontraron valiosas joyas, armas y objetos del monarca que debían acompañarle al más allá, creencia muy extendida en diferentes civilizaciones. En unas vitrinas se exponen las copias de diferentes objetos, como una corona y un cinturón de oro, espadas y los diferentes utensilios de cristal y cerámica. Los originales se encuentran en el Museo Nacional de la ciudad. No está permitido sacar fotos en el interior.


Precio: 1500W (700W para estudiantes)


Tumbas Noseo-dong

Noseo-dong es el nombre del distrito, a cuatro pasos al norte del Parque Tumuli. Aquí se encuentra otra zona de tumbas realmente importante, en este caso es un recinto abierto y, por tanto, se pueden visitar de forma gratuita aunque no se encuentran tan bien cuidadas ni se puede acceder al interior de ninguna de ellas.
Aquí podemos ver las tumbas adyacentes de Seobongchong y Geumgwanchong construidas entre los siglos IV i V, y la enorme tumba Bonghwadae, la más grande del Reino de Silla, de 22 metros de altura y 250 metros de circunferencia.



Parque Wolseong

Si desde el Parque Tumuli caminamos hacia el sureste, antes de llegar al antiguo Observatorio Astronómico, encontraremos de nuevo montículos correspondientes a tumbas funerarias en el Parque Wolseong, donde se hallan las ruinas de Banwolseong.




Observatorio astronómico Cheomseongdae

Considerado el observatorio más antiguo de Oriente construido durante el reinado de la Reina Seondeok (632 – 647 dC) e indispensable para la ayuda en las tareas agrícolas de la época.
A simple vista parece una simple torre de piedra, pero a pesar de su simple apariencia esconde un sofisticado mecanismo: las 12 piedras de la base simbolizan los meses del año y para su construcción se utilizaron 362 piedras que representan los  días del año lunar. Sus 27 niveles representan la 27ª Reina de Silla.





Precio: 500W. Pagamos la entrada pero realmente nos podíamos haber ahorrado el importe ya que se ve exactamente lo mismo desde fuera.

Unos metros más adelante siguiendo en dirección al Estanque Anapji, nos encontramos una caseta con una gran foto del aspecto de Gyeongju 1300 años atrás, que nos llamó la atención. En el interior se proyecta un audiovisual en 3D sobre el Reino de Silla y los palacios de la ciudad (es gratuito). Además de aprovechar para descansar y refrescarnos, nos fue muy útil para entender mejor la siguiente visita en el Estanque Anapji. 


Así era Gyeongju hace 1300 años. Es una foto de la foto

Estanque Anapji

Se trata de un gran estanque situado dentro del recinto donde se encontraba el Palacio Real. Las superficies que ocupaban los distintos edificios palaciegos están señalizadas con unos pequeños círculos de cemento. Se han reconstruido algunos pabellones que según las excavaciones arqueológicas se sabe que se encontraban en ese punto exacto. Los jardines son inmensos, con el estanque artificial y un bosque de pinos y cañas de bambú que lo rodean, el lugar de descanso de los Reyes de Silla durante generaciones. Los pabellones reflejándose en el agua nos ofrecen unas bonitas imágenes.
El material que se ha ido encontrando en las excavaciones se exhibe en el Museo Nacional de la ciudad.





Precio: 1500W

Templo Bunhwangsa

Es uno de los siete templos budistas más grandes del Reino de Silla, construido el año 634, tercer año del reinado de la Reina Seondeok. Junto al templo se encuentra la pagoda de piedra más antigua que se conserva del reinado de Silla de la cual se conservan tres pisos.
A muy poca distancia se encuentran las ruinas del Templo de Hwangnyongsa que, acorde con las excavaciones  cubría 72500 m2, el más grande jamás construido en Corea.


Pagoda de piedra





Cuidando el huerto cerca de Bunhwangsa


Cómo llegar: bus nº 10


Tal como he comentado al principio, conocer el patrimonio de Gyeongju requiere varios días. Si se dispone de ellos, otros lugares interesantes son:

Museo Nacional de Gyeongju.

Aldea Yangdong, visita que descartamos porqué ya habíamos visitado la Aldea de Hahoe pocos días antes.

Templo de Golgulsa: Es el centro del Seonmudo, un sistema de entrenamiento del arte marcial budista.
Estuvimos dudando si dedicar medio día a ese Templo o hacer una excursión por el Monte Namsan (ambos a las afueras de la ciudad). 
Seguimos los consejos del propietario del hanok donde nos alojamos y nos decidimos por tirar hacia el Monte. Podéis verlo aquí.


Cerca del Estanque Anapji se encuentra este campo de nenúfares con un pequeño pabellón ideal para un rato de relax mientras se contempla la puesta de sol.











16 comentarios:

  1. Un país al que le tenemos muchas muchas ganas!! Excelente crónica y magníficas fotos!! Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Simplemente espectacular
    Quizás vayamos este verano así que tomamos nota
    un abrazo fuerte y gracias por la info

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si os decidís por Corea estoy segura de que os va a gustar.
      Gracias por vuestro comentario.

      Eliminar
  3. ¡Impresionante! Cada entrada que escribes incrementa más mi interés por este país.
    Las tumbas reales esas en forma de montículos me han recordado a los túmulos que vi yo en Maratón (Grecia)... sólo que allí se enterraban a los soldados muertos en batalla en grupo... pero la apariencia externa es similar.
    No sabía que Corea tenía tanto que ver.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco pensaba que en un país tan pequeño habría tanto por ver. Tal como he comentado en alguna ocasión, en tres semanas sólo pudimos ver una pequeña parte de lo que nos hubiera gustado.
      Es un país que sorprende. Un abrazo

      Eliminar
  4. Vaya vaya, querida Maria Teresa no paras, ahora te toca Gyeongju, que envida me das je je!!! disfruta a tope y gracias ya que por lo menos me adentro en el pais sin estar en él.
    Un cordial saludo desde Galicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo, no es que me vaya de nuevo a Corea! ojalá! Simplemente era una forma de hablar, esa vez el viaje es sin moverme de casa, recordando el viaje del pasado junio.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Hoy, además del texto que siempre es bastante instructivo me gustaría destacar algunas de las fotos que simplemente me parecen maravillosas. Muy bueno. Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando, que tengas también una buena semana.

      saludos

      Eliminar
  6. Las fotos son geniales, que suerte con el tiempo porque estos sitios con el tiempo nublado hubiera sido un poco mas apagado. Que sitio tan bonito!
    http://itsebcblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte, cogimos buen tiempo casi todo el viaje. Fue curioso porqué nos dijeron que el monzón empezaba el 18 de junio y fue matemático, a partir de ese día casi siempre estuvo nublado y con alguna llovizna que nos pilló en la Isla de Jeju.

      Un saludo

      Eliminar
  7. No pensaba que Gyeongju tuviese tantos lugares de interés, sin duda hay que dedicar más tiempo del que hubiese pensado. ¿Me puedes comentar algo sobre el hanok? Estoy buscando alojamientos para un futuro viaje y me gustaría encontrar un hanok que estuviese bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramón, Gyeongju tiene muchos lugares de interés. Estoy preparando una entrada sobre una excursión que hicimos al Monte Namsan que nos encantó, ya verás que lugar tan chulo.
      Si quieres, escríbeme un mail a mttj@telefonica.net y te paso los detalles del alojamiento.

      Un saludo

      Eliminar
  8. Precioso lugar. Tus reportajes son geniales.
    Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que os guste lo que cuento.

      Un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.