martes, 2 de abril de 2013

Parques Nacionales de Canadá - Parte II


Mi anterior entrada estuvo dedicada al Parque Nacional de Banff y alrededores. Hice un alto en el camino en Icefields Parkway, la carretera que con sus 230 kilómetros une Lake Louise con Jasper. Así pues, continuamos el viaje con destino al P.N de Jasper.

ICEFIELDS PARKWAY

Se trata de la Highway 93 pero tal como indica el nombre, se conoce como Paseo de los Glaciares ya que a lo largo de su recorrido se pueden llegar a ver hasta un centenar de glaciares.
Hay infinitos lugares donde parar y seguro que todos ellos superarán las expectativas.

Los primeros 40 kilómetros transcurren a través de un paisaje de bosque subalpino hasta el punto más alto de la ruta, Bow Summit. En esa zona podemos ver el Glaciar Crowfoot, el Lago Bow y el famoso Lago Peyto. De aquí parten algunas de las mejores rutas de las Rocosas, una de las cuales llega hasta Cirque Peak y el Lago Helen.
El Lago Bow se encuentra a 1920 metros de altitud y aunque es relativamente pequeño, su belleza es indiscutible, tanto por el color de sus aguas como por su proximidad a los glaciares. Por otro lado, es el que está más cerca del nacimiento del río Bow.
Justo en el kilómetro 40 se encuentra el llamado Bow Summit (2069 metros), el paso más alto en las Montañas Rocosas. Desde aquí sale un camino cuesta arriba que conduce al mejor mirador sobre el Lago Peyto, otra de las imágenes más conocidas y fotografiadas de las Rocosas.   

Lago Bow



Lago Peyto

Los puntos a destacar a lo largo de los siguientes 37 kilómetros son el Cañón Mistaya, el Lago Waterfowl y el valle del río Saskatchewan.

A partir de aquí la Icefield Parkway sigue el río Saskatchewan y empieza a subir hasta los campos de hielo. Esta sección de 50 kilómetros es reconocida en todo el mundo por su gran belleza, incluyendo el Monte Athabasca, el Glaciar Columbia y los Columbia Icefields o campos de hielo.
Con sus 325 km2, el Columbia Icefield es la zona glaciar más extensa del Hemisferio Norte al sur de Círculo Polar Ártico. Aquí nacen algunos de los ríos más importantes del Continente, entre los cuales se incluyen el Columbia, Saskatchewan y Athabasca y sus aguas se vierten en tres Océanos: el Atlántico, el Pacífico y el Ártico. En algunos puntos llega a alcanzar los 365 metros de espesor; dicho así puede parecer poca cosa pero teniendo en cuenta que el State Empire Building de Nueva York mide 381 metros, nos podemos hacer una idea de la inmensidad que representa esa gran masa de hielo.

Columbia Icefields


A pesar de ello es un campo de hielo muy pequeño (325 km2) si lo comparamos con la gran extensión del Patagónico Sur (Chile y Argentina) de 16.800 km2 o incluso con el Austfonna en la Isla Svalbard en Noruega, con 8.120 km2.
La mayor parte de esos 325 km2 se encuentra en las altas montañas, pero tres de los seis mayores glaciares del campo de hielo se ven perfectamente desde la carretera, entre ellos el enorme Glaciar Athabasca, una lengua de 6 km de largo, 1 km de ancho y 100 metros de espesor.
En pocos lugares del mundo existe la posibilidad de acceder tan fácilmente a un glaciar y es una experiencia que no se debe pasar por alto.
Un autobús conduce hasta la morrena lateral sur del glaciar donde se cambia a un vehículo especial llamado snow coach. El desplazamiento sobre el hielo se realiza a 18 km/h y supera una pendiente del 35%. Durante el trayecto, el guía va dando explicaciones informativas y también las medidas de precaución a tener en cuenta. Se baja en una zona en principio libre de riesgo y se puede pisar, tocar y admirar la gran masa de hielo y el color azul del agua en algunos puntos. No hay que ir vestido ni calzado de ninguna forma especial, lo único que piden es que se calcen zapatos con suela de goma.

En el Campo de Hielo
Antiguo snow coach



Los campos de hielo son las principales reservas de agua potable del mundo por lo que tienen un gran valor. Debido al cambio climático, el Glaciar Athabasca está retrocediendo de 2 a 3 metros cada año y durante los últimos 125 años ha retrocedido un kilómetro y medio y ha perdido la mitad de su volumen.
Para aprender sobre los campos de hielo y los glaciares, merece mucho la pena visitar el Centro de Interpretación del Campo de Hielo que se encuentra junto a la carretera. También hay una tienda de recuerdos y un restaurante con bonitas vistas del Glaciar Athabasca. Hay que tener en cuenta que durante los meses de invierno, desde mediados de octubre hasta mediados de abril, se encuentra cerrado.

Monte Athabasca

PARQUE NACIONAL DE JASPER

Después de comer recorrimos los 103 km restantes hasta la ciudad de Jasper. Es frecuente encontrar grupos de cabras salvajes, alces, caribúes o incluso algún oso grizzly que obligue a parar o a disminuir la marcha.





Oficialmente ya nos encontramos en el Parque Nacional de Jasper y antes de llegar a la ciudad, nos desviamos para ver las Cascadas Sunwapta y las Cascadas Athabasca. En las cascadas, el río Sunwapta cambia bruscamente su curso de noroeste a sureste lo que provoca una gran turbulencia. De ahí le viene el nombre ya que Sunwapta significa río turbulento en la lengua de los indios stoney. En el caso de las Cascadas Athabasca, el río Athabasca corre con gran fuerza a través de una estrecha garganta cuyo efecto de la erosión se hace muy evidente.

Río Sunwapta

Cascadas Sunwapta

Cascadas Sunwapta
Río Athabasca

Río Athabasca

El PN de Jasper es el mayor de los Parques de las Montañas Rocosas, más grande que Banff, Yoho y Kootenay juntos. No es tan famoso como el PN Banff ni tan accesible, por lo que recibe muchos menos visitantes. Tampoco tiene lugares tan icónicos como el Lago Louise o el Lago Peyto pero ello no quiere decir que sea menos bello. Tiene el pico más alto de las Rocosas: el Mt Robson con 3954 metros.





JASPER Y ALREDEDORES

La ciudad de Jasper también es mucho más tranquila que Banff. En sí misma no tiene mucho por ver, a parte de un Museo y una Oficina de Turismo que facilita abundante información. Está situada a orillas del río Athabasca y es un importante centro de comunicaciones para todo el Parque. Es punto de parada del Rocky Mountaineer, el tren que parte de Vancouver y realiza uno de los más impresionantes trayectos del Planeta. 

Jasper

Oficina de Turismo. Jasper

Estación de tren. Jasper

A unos 8 km de Jasper se encuentran dos bonitos lagos, Lago Patricia y Lago Pyramide. Al estar tan cerca del pueblo, son zonas residenciales. Aparte de las bonitas vistas del Monte Pyramid, hay varias opciones de alojamiento y posibilidad de realizar actividades como pesca, remo o montar a caballo. El Lago Patricia se bautizó con el nombre de la Princesa Patricia de Connaught, nieta de la reina Victoria.

Lago Pyramid

Lago Patricia

Patrícia en el Lago Patricia
Un teleférico, el Jasper Tramway, conduce a la cima del Mt Whistlers a 2470 metros de altitud , donde además de las magníficas vistas, se pueden hacer excursiones y descubrir la abundante vida salvaje.

Jasper Tramway

Vistas sobre Jasper 

A los que les gusta "tomar las aguas" aquí también encontraran donde hacerlo, en Miette Hot Springs. A medio camino hay un mirador, el Ashlar Ridge Viewpoint, desde donde se puede ver la enorme cresta de piedra caliza. En Miette Hot Springs, se encuentran las aguas más calientes de las Montañas Rocosas. El agua emana a 54ºC pero se enfría hasta 39ºC que es la temperatura a la que se mantiene en las dos piscinas exteriores. No nos apetece meternos en una piscina de agua caliente con tanta densidad de población y preferimos distraernos con la cantidad de fauna salvaje que hay por los alrededores y merendar en la cafetería donde sirven unos pasteles caseros deliciosos.

Miette Hot Springs






LAGO MEDICINE Y LAGO MALIGNE

A 11 km de Jasper se encuentra el Cañón Maligne, una espectacular garganta de 55 metros de profundidad excavada por el río Maligne y muchos senderos para hacer cortas caminatas. En invierno el agua se congela formando espectaculares agujas de hielo de 30 metros.

Cañón Maligne

Cañón Maligne

Continuando el recorrido, a unos 20 km encontramos el Lago Medicine. Es un lago curioso porqué debido a un sistema de drenaje subterráneo, el nivel de sus aguas varía considerablemente según la estación del año, llegando incluso a desaparecer totalmente. Esto fascinaba a los indios nativos que le atribuían propiedades mágicas ya que pensaban que aquello era cosa de espíritus.
Por fin llegamos al Lago Maligne, a 1670 metros de altitud. Es el más grande de los lagos de las Rocosas y segundo lago glaciar más grande del mundo. Se extiende más de 22 km con una profundidad máxima de 97 metros. Es una zona muy turística y lugar de práctica de varias actividades acuáticas. La imagen del Lago con su pequeña isla Spirit es una de las más fotografiadas de las Rocosas.





PARQUE PROVINCIAL MOUNT ROBSON

Dejamos atrás la provincia de Alberta y entramos en la Columbia Británica.
El Monte Robson, con sus 3854 metros, es el más alto de las Rocosas y da nombre al Parque Provincial de 2250 km2. Esta vez la suerte no nos acompaña y la niebla nos impide ver su cumbre nevada, sin embargo, sí que podemos ver el Mt Clapperhorn de 2687 metros. Es aquí donde nace el río Fraser y es el hábitat de muchas especies como los osos grizzlies y pardos, caribúes, alces o cabras salvajes.  Hay un Centro de visitantes y un restaurante. 


Detrás de la niebla se esconde el Mt Robson

PARQUE PROVINCIAL WELLS GRAY

No pertenece a las Montañas Rocosas pero decidimos visitar ese Parque ya que nos venía de paso camino al Pacífico. Fue una gran sorpresa ya que ni siquiera había oído hablar del Wells Gray antes de viajar a Canadá. Para los que no soportan el frío, en Wells Gray el cambio de temperatura respecto a los Parques de las Rocosas se hace notar y las flores cubren grandes superficies. También se agradece encontrar menos visitantes y poder escuchar el estruendo de una cascada en absoluta soledad.







Parque Provincial Wells Gray 
Situado en los Montes Cariboo, sus paisajes son muy variados, desde impresionantes cascadas a volcanes extinguidos y aguas termales. El norte del Parque es menos accesible pero su parte sur es fácil de recorrer con abundancia de pastos alpinos donde pastan los bisontes.
La entrada principal está en Hemp Creek, a 40km de Clearwater. Hay un buen Centro de Información que ayuda a organizar las excursiones, facilitan mapas o informan de los lugares de acampada. Más allá de Hemp Creek, una carretera lleva a la torre de observación, Green mountain Viewing tower, un punto panorámico. 





Camino al Parque nos sorprenden las Cascadas Spahats donde el río ha tallado un cañón de 122 metros de profundidad a través de capas de lava. Aquí se encuentra un camping y un mirador desde donde observar el cañón y el salto de agua de 61 metros.

Cascadas Spahats
También son magníficas las Cascadas Dawson que forman el río Murtle, las cuales se pueden observar desde diferentes puntos del camino. De todas formas, el salto más impresionante es la Cascada Helmcken de 137 metros, uno de los puntos más visitados del Parque.

Cascadas Dawson

Cascadas Dawson

Cascadas Helmcken

Los Parques Nacionales del Oeste de Canadá son una joya para todos aquellos que disfrutan en contacto con la naturaleza.
A los que no habéis estado, no sé si habré sido capaz de despertaros la curiosidad, si es así, sólo decir que lo que se puede plasmar en una foto o lo que haya podido contar es muy pobre ante la inmensidad de lo que allí se encuentra. 

18 comentarios:

  1. Unos paisajes impresionantes!!! sin palabras y mucha envidia sana ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola akasha863,

      El paisaje canadiense es increíble, por lo menos en esa parte del país ya que de la Costa Este conozco las Cataratas del Niágara y poco más.

      Gracias por pasar por aquí. Un saludo

      Eliminar
  2. M. Teresa, aquí estoy de nuevo.

    Y dices que no sabes si habrás sido capaz de despertar la curiosidad? Jejejejejejeje... Con este relato ya me has conquistado para siempre y seguro que a otros cientos que lo lean también.

    Menuda descripción de tus destinos nos has dado a tus lectores. Si ya describiste bien el Parque Nacional de Banff, estos destinos del P.N de Jasper los has bordado.

    Excelente descripción y como siempre, extraordinarias fotos. Qué luces!!! Qué cielos!!! Cero sobras!!! Menudo objetivo usas, mujer!!!

    Otro abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra leer que te he animado En cuanto a las fotos, están hechas con una cámara digital de las primeras que salieron, muy, muy sencillita, pero allí lo dificil es hacer fotos feas.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Que tal Teresa?
    Sabes que llevaba unas semanas sin pasar por aquí, al final mi padre falleció. Gracias que no sufrió y pude pasar las ultimas horas con el.
    El sábado empieza nuestra aventura por Bulgaria y Macedonia tus publicaciones nos han ayudado mucho. Siempre me preguntaba donde era el siguiente.

    Esta de Canada es Impresionante!! tenemos muy fresco los parques que visitamos en verano ( Yellowstone,Yosemite,etc) pero estos que desconocían me los apunto para un futuro viaje.

    Bueno, espero seguir pronto con el blog.

    Un fuerte abrazo

    Javier y Deborah
    http://siemprejuntosporelmundo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento lo de tu padre, un golpe duro.
      Después de este triste acontecimiento os irá bien salir de viaje. Espero que lo paseis muy bien, ya nos lo contaréis.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. oh my God. Where is this heaven? It's so beautiful. They look like straight out of picture postcards or something. Thanks for sharing this amazing place M. Teresa. Another place to consider visiting :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Jipp! This heaven is in Canada, in the West Coast. We travelled there some years ago but ...we had so great time there!!!

      Eliminar
  5. Oh! M.Teresa que lugar tan maravilloso!! Los paisajes son espectaculares. Canadá siempre ha estado en mi punto de mira,aunque no con mucha prioridad , pero la verdad que con entradas como estas dan unas ganas locas de ir para allá cuanto antes. Opino como Anotnio. A mi también , no sólo me has despertado la curiosidad, si no que me has conquistado

    Petons

    ResponderEliminar
  6. Hola Carol,

    Me alegro mucho de que te haya gustado. Los paisajes son increíblemente bellos, pero encontré a faltar un poco el factor antropológico, tú ya me entiendes. Y te lo comento de esa forma porqué sé que para ti es un factor importante cuando planeas un destino. Lo que pasa es que a veces todo no puede ser y sólo por admirar aquellas maravillas de lagos, montañas y fauna, merece muho la pena.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Teresa...
    im...pressionant!!! m'he quedat sense paraules.
    Salut!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noe!

      Moltes gràcies, la veritat és que els paisatges són per quedar-se sense paraules i sense alè.
      Una abraçada

      Eliminar
  8. Simplemente espectacular. Muy curioso lo del centro de interpretación del hielo. Fantásticas fotos como siempre.

    un abrazo








    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fernando. Supongo que para ver glaciares hay lugares más espectaculares pero como no teníamos referencias anteriores, nos encantó.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Hola M. Teresa, como no he encontrado tu dirección mail te escribo por aquí para pedirte por favor que actualices mi enlace a www.nauralezayviajes.com

    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, María Teresa:

    Un buen amigo me ha propuesto ir a Canadá para el próximo verano y la verdad es que leyendo tu blog aún tengo más claro que tengo que ir. Soy un enamorado de la naturaleza y seguro que ese gran país cumple mis expectativas.

    Dentro de lo que es naturaleza me encanta ver animales en libertad como vosotros vísteis. Ya disfruté como un enano visitando los PN del oeste de EE.UU. y sus ciervos, alces, bisontes, etc...pero me quedé con la espina clavada de no ver ningún oso, ni siquiera en Yellowstone y Yosemite. ¿Vísteis alguno vosotros? Creo que no, al menos en la parte continental, pero igual tuvísteis más suerte en la isla de Vancouver. ¿Es así?

    Un consejo: como enamorada de la naturaleza que eres deberías plantearte alguna vez ir a Nueva Zelanda. Sí, sé que está lejísimos y el vuelo es caro, pero te garantizo que vale mucho la pena.

    Un abrazo y a seguir disfrutando de los viajes,
    Ricardo Lafita,

    ResponderEliminar
  11. Los osos se nos resistieron aunque por lo que me habían contado hay muchísimas probabilidades de ver alguno. Sólo vimos ossos grizzlies en Grouse Mountain en Vancouver, pero bueno, eso no cuenta.
    A pesar de ello, se ve mucha fauna y disfrutamos un montón, y los paisajes son de cortar el aliento.
    Claro que me he planteado ir a Nueva Zelanda, todo llegará... espero. También tengo muchas ganas de viajar a los PN de USA, especialmente a los dos que comentas, Yellowstone y Yosemite.

    Muchas gracias por tu comentario y si al final viajas a Canadá, ya verás como te va a encantar.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.